Expectativas/realidad: La aparición del tráiler de The munsters generó que los fanáticos del cine fantástico pusieran el grito en el cielo por la calidad visual del proyecto. En efecto, al estar filmado en digital hacía que todo se viera teatral y falso, y por ende catalogaron a la película, sin haberla visto, como lo peor del año y del director, un insulto a la serie original y  una vergüenza para el cine. Este pensamiento de catalogar algo sin haberse visto me parece sorpresivo sobre todo viniendo de fanáticos del genero que después de haber visto tanto cine de terror de todos los tiempos deberían tener los ojos más abiertos o por lo menos estar más dispuestos a entender las ideas estéticas de un director a la hora de plasmar una película. Pero no, al parecer cada vez están más cerrados o se han olvidado de las cosas espantosas que salían en las celebradas décadas del setenta y del ochenta. Pero capaz es culpa mía pretender que el público lo sepa. Aunque también es cierto que por cada The Exorcist que salía se estrenaban otras seis copias espantosas y horribles. O capaz simplemente se trata de otro ejemplo de odiar todo lo que sale, algo muy de moda y ya instalado en la cinefilia que tiene acceso a las redes sociales.

La familia Munster. La serie original seguía a una familia de monstruos que trataban de adaptarse a un típico barrio americano. Era una serie bastante mala, ya que la idea perdía fuerza después del primero capitulo y los chistes tampoco eran graciosos. Que haya sido una serie infantil no es excusa, la calidad de la serie era irregular tirando a mala. No por nada duró dos temporadas siendo opacada por The Addams Family. Que se haya mantenido en el imaginario colectivo se debe a las secuelas que se hicieron en la década  del 60, así como a una remake en los 90 y un intento fallido de traerlos a la pantalla chica a fines de los ochenta.

Rob Zombie: La carrera del músico convertido en director Rob Zombie siempre estuvo plagada de referencias a la serie, desde su video más conocido Dragula (es el auto de carrera de Los Munsters) hasta personajes viendo la serie en su primera película, House of 1000 corpses (2003). Su cine está construido en base a referencias a todo tipo de género marginal y todo lo trash de la cultura norteamericana. Como  si se tratara de un hijo bastardo de Quentin Tarantino, en el cine de Rob Zombie hay malas palabras, diálogos cool, violencia, el culo de su esposa Sheri Moon y una narración desprejuiciada y libre, como si de un video musical se tratara. Su fuerte no fue nunca la narración sino sus ideas y el impacto de sus imágenes… y de esas tiene muchas. Desde el asesinato del policía en su ópera prima, hasta el enfrentamiento entre villanos y policías al final de The Devils Rejects (2005) hasta el ataque de Michael Myers a su familia en Halloween (2007).

Zombie siempre fue un diseñador. Desde las tapas de sus discos hasta los comics que realizó. Sus videos musicales, y por supuesto su cine, también corren esa suerte. Un cine que es un collage de todo lo que le gusta. Zombie diseña desde el look de los personajes hasta las canciones que suenan a su alrededor. Incluso algunas escenas son homenajes a películas que vio y que seguramente le gusten. En este reciclaje podemos terminar encontrando, si lo vemos más en profundidad, algo totalmente superficial y canchero. Como si se tratara de un adolescente hormonal con acceso a distintos medios para expresar su arte, de ahí el gusto por las chicas rubias, los autos, la música. El cine de Zombie es un cine adolescente, y con The Munsters se hace cargo de ello.

La cruda verdad: Con The Munsters, Zombie vuelve al mundo colorido y fantasioso de House of 1000 corpses, una película que apenas tenía una trama básica que le servía al director para desplegar todo su arsenal de referencias a la cultura con la que creció. Al ser una ópera prima, Zombie cometía errores (el inserto de algunos planos era molesto), pero era una obra vital, llena de colores y música. Era un circo del terror donde había payasos y asesinos.

Volviendo ahora a esa estética, Zombie deja de lado los climas áridos, sucios y la mugre de The Devils Rejects y sus siguientes películas, en las que el director trató, con mejor o peor resultado, de lograr el mismo impacto. Zombie vuelve incluso a respirar después de haber caído en 31 (2017) y 3 from Hell (2019), dos películas que lo mostraban atrapado en una forma de hacer cine del que ya estaba cansado.

The Munsters es una película personal. Zombie no hace un homenaje a la serie, sino que toma a los personajes principales y los convierte en protagonistas de su mundo, de ahí que la trama gire en torno a cómo se conocieron Lily (Sheri Moon) y Herman (Jeff Daniel Phillips). Como un nene que tiene sus muñecos favoritos y les inventa historias, Zombie disfruta de ellos, disfruta de filmarlos en escenarios falsos, tirando chistes malos. La supuesta pobreza visual que se le critica se debe a que está filmada en digital y en eso puede haber dos razones: que Zombie no haya tenido acceso al fílmico -que hoy en día está prácticamente desaparecido-, o que haya decidido deliberadamente filmarla así. Capaz el resultado hubiera sido distinto, pero ese uso del digital expone la falsedad en una película en donde todo parece falso, desde las actuaciones hasta los decorados. Es como si estuvieran en una gran fiesta de Halloween donde cada uno se disfraza de algo que les gusta y actúa en base a ello. Por eso el momento más feliz de The Munsters es aquel en que están todos los personajes bailando en una fiesta de disfraces. Ahí Zombie se libera, pone la cámara entre los personajes como si fuera uno más, como si él quisiera estar en esa fiesta. La celebración de Halloween siempre fue importante  en su cine, la mayoría de sus películas giran alrededor de ese día. Pero Zombie no celebra las tradiciones, sino que festeja los disfraces, el hacer trucos o travesuras, el ir a fiestas y ver películas de terror. Es un nene que sabe que ése es su día favorito del año, así como The Munsters se sabe una película ideal para noche de brujas, para celebrar las máscaras, los dulces y el cine de terror.

The Munsters (Estados Unidos, 2022). Guion y dirección: Rob Zombie. Fotografía: Zoran Popovic. Música: Zeuss. Reparto: Sheri Moon Zombie, Jeff Daniel Phillips, Daniel Roebuck, Cassandra Peterson, Dee Wallace, Jorge Garcia, Richard Brake, Catherine Schell, Sylvester McCoy, Pat Priest. Duración: 109 minutos.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo