Los casinos son siempre lugares mágicos: no solo tienen algo lujoso, glamoroso y, a menudo, literalmente encantador, sino que también son lugares donde los millonarios pueden nacer de la noche a la mañana. O donde otros se lo juegan todo. Los casinos son el escenario ideal para las películas. Porque en ese territorio de azar se pueden contar historias sobre personajes con anhelos personales, sueños y destinos. A continuación, recopilamos algunas de las mejores escenas de películas con casinos de la historia reciente.

Ocean’s Eleven

Ocean’s Eleven es una de las grandes películas de todos los tiempos en la que los casinos juegan un papel importante. Es la historia de un robo espectacular diseñado por Danny Ocean (George Clooney), quien reúne a un equipo de once criminales para que lo acompañen en el atraco. Inspirada en la original del ’60, con el ‘Rat Pack’ de Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr, esta nueva versión dirigida por Steven Soderbergh pone en escena varias escenas de casino que destacan por su espectacularidad. Sin embargo, hay una escena más icónica que cualquier otra, similar a los casinos en línea de Private Casinos (más información sobre los casinos en línea en Privatecasinos.com aquí).

Todo transcurre cuando Danny Ocean se encuentra con su ex compañero Rusty Ryan (Brad Pitt) en un juego de póquer, y se decide a ofrecerle un papel en el plan del robo. El crujido en la mesa, cómo Ocean gana la mano y cómo los dos a sabiendas sonríen brevemente al final del juego, se convierte en un momento legendario. Los espacios son claves en la construcción del drama: la escena del casino, aunque al final solo muestre un juego, no tiene lugar en un casino sino en una discoteca, convirtiendo la suerte en una eufórica celebración.

Casino Royale

En 2006, Daniel Craig hizo su debut en la pantalla como el nuevo James Bond. Una de las mejores escenas es cuando el Servicio de Inteligencia Militar pone a Bond a jugar con LeChiffre, un jugador de póquer obsesionado y genial que tiene que ganar dinero para actividades sus terroristas en Montenegro en el Casino Royale. Bond ahora necesita derrotar a LeChiffre en el juego para presionarlo.

La historia no trata solo de dinero, sino de vidas humanas y de un peligro cada vez más inquietante. La táctica de Bond consiste en presionar al máximo a su oponente. Esto solo se hace más grande en TexasHold’em porque el bote crece y crece a medida que avanza el juego. Al final, hay millones en juego y solo cuando se decide la mano, los ganadores y los espectadores pueden respirar de nuevo. La escena nunca carece de tensión e intensidad.

Rain Man

Dustin Hoffman interpreta a Raymond Babbitt, un hombre autista. Su hermano menor, Charlie Babbitt (Tom Cruise), tiene una deuda importante que pagar. A medida que Charlie va conociendo a su hermano, se percata de sus  habilidades cognitivas, relacionadas con el autismo, y tiene una idea salvadora para su mala suerte: quiere ir a Las Vegas con Charlie para jugar a las cartas con su ayuda y ganar mucho dinero en el blackjack.

La escena es divertida, conmovedora y emocionante al mismo tiempo y consigue humanizar la relación entre los hermanos más allá del tiempo separados. Rain Man es una de las mejores películas de Barry Levinson. La relación entre los hermanos y cómo se desarrolla en la película está enlazada con el mundo de la suerte y el azar, imágenes conmovedoras que persisten en la memoria. En el mundo de los juegos y los casinos también asoman esas emociones fuertes, como en los casinos online de Private Casinos también se aloja la inspiración para las escenas más memorables.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo