996065_658526967524804_1066385547_nDesierto verde propone pensar las consecuencias del incremento del monocultivo en Argentina y el mundo. Al comienzo se lo ve a Jauretche en imágenes de archivo advirtiendo sobre el uso indiscriminado de agroquímicos en cultivos que ya por entonces se percibía como un potencial problema. El relato del film va y viene de lo micro a lo macro. En el ámbito local, se ocupa del juicio realizado en Córdoba durante 2012 que sentó jurisprudencia con respecto al abuso de agrotóxicos en cultivos de soja.

La historia es poco conocida: en 2001 un grupo de mujeres del pueblo de Ituzaingó -rodeado por cultivos de soja transgénica fumigados con herbicidas como el glifosato o endosulfan- se unieron y comenzaron a relevar pruebas que daban cuenta del aumento de casos de cáncer, leucemia y mal formaciones en pobladores. La soja transgénica (semillas modificadas genéticamente) soportan el uso de los químicos y, al no tener malezas que compitan con ellas, maximizan su producción. A lo largo del juicio a los productores y aplicadores de agrotóxicos, nos enteramos que dichos productos fueron encontrados también en los tanques de agua de las personas afectadas. El pueblo tiene más de 200 enfermos de cáncer. Las imágenes del juicio se intercalan con testimonios de expertos locales, de India, Canadá, EE.UU., China y Francia en deforestación, desertificación y contaminación de suelos, que plantean los riesgos de desertificación (agotamiento de suelos) por monocultivo y riesgos sanitarios por el uso de semillas transgénicas y su correlato, los agrotóxicos. Alertan sobre el peligro en el mundo, y especialmente en América Latina, del crecimiento descontrolado del monocultivo de soja. Solamente en la Argentina creció del 30% al 50% en diez años.

Por momentos la pantalla se divide en cuatro y nos sumerge en el devenir del mundo globalizado: China, Francia, Argentina, Canadá, las cotizaciones en bolsa de la soja, las commodities (cotizaciones de cereales) que suben y suben. Todo es fluctuante, dinámico, vertiginoso. Ulises De La Orden, que tiene una postura tomada frente al tema, permite que den su testimonio personalidades con intereses puntuales en el negocio de la agroindustria, tales como un bioquímico de la empresa Roche o el empresario Grobocopatel. Ambos equiparan un cultivo a fábricas con poco personal que debe maximizar su producción.  El discurso que subyace es el de reducir el hambre en el mundo, pero lo que el director logra poner en evidencia es que a estos actores económicos solamente los motiva el afán de ganancias.

desiertoverde

Como contrapunto, impacta el testimonio de Vandana Shiva, una científica india que invita al espectador a “producir alimentos para la revolución”. Es claro el rol imperante de la agroindustria que dicta la agenda pública en los países periféricos. La soja sube en los mercados, entonces más superficies son sembradas, más montes y selvas arrasados, ampliando la frontera agropecuaria para obtener más rentabilidad. A corto plazo, desertificación y agotamiento de suelos que dejarán a estos países sumergidos en mayor pobreza y más dependientes. Shiva también rompe con el engañoso objetivo para el incremento de la producción de soja: a nivel mundial, el 60% se usa para alimento de ganado, el 30% para biodiesel, y apenas el resto para alimento humano. Es una falacia adjudicarle al incremento de la población mundial la escasez de alimentos. El problema está en la redistribución y es necesario romper con la lógica de la globalización de los cultivos. Volver al agrocultivo orgánico, a escala humana, de acuerdo a las necesidades de cada población. Las necesidades las fijan los sujetos, no el mercado. Lo demás es falso, dado que alimenta el sistema de producción capitalista, sólo para mayor consumo.

El documental vuelve a lo particular y vemos la resolución del juicio en Córdoba. La emoción desborda. Queda claro el rol del Estado como limitante del abuso. La película presenta muchas voces a favor y en contra. Nos abre la mirada a los beneficios de la agricultura frente a la agroindustria, pequeños productores frente a pooles monopólicos de siembra. Pone en la mira la discusión imprescindible sobre nuestro futuro.

Desierto verde (Argentina, 2013), de Ulises de la Orden, 100′.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo