spongebob-squarepants-sponge-out-of-water-3D-posterMientras se suceden las secuencias de títulos, un pirata llega a una isla buscando su Tesoro. Se trata de un libro antiguo, mágico y misterioso. El pirata comienza a leer la historia del libro, dando inicio a la película propiamente dicha.

Fondo de Bikini es algún lugar improbable debajo del mar. Se parece mucho al mundo tal como lo conocemos, sólo que habitado y caricaturizado por criaturas marinas. No hay grandes conflictos en Fondo de Bikini. Sus habitantes adoran las Cangre-Burger (las hamburguesas exclusivas del restaurante El Crustáceo Cascarudo, donde trabaja -bajo las órdenes de Don Cangrejo- nuestro héroe y protagonista: Bob Esponja).

Nadie sabe qué es lo que contienen las Cangre-Burger, cuál es la fórmula secreta que vuelve a las hamburguesas tan deliciosas e irresistibles, pero a nadie le importa excepto a Plancton, el dueño de un restaurante que intenta competir, sin suerte, contra El Crustáceo Cascarudo. Finalmente Plancton roba la fórmula secreta, que permanece escrita en un pedazo de papel, que Don Cangrejo atesora en su caja fuerte. Sin embargo, por alguna razón inexplicable, la hoja se desmaterializa antes de que Plancton pueda hacer nada con ella, dejando a los habitantes de Fondo de Bikini sin Cangre-Burgers y desatando el apocalipsis.

Entonces, Bob Esponja decide unirse a Plancton y trabajar en equipo, para construir una máquina del tiempo y viajar al pasado hasta antes de que la fórmula secreta se desmaterialice. La idea es recuperar la fórmula y traer, con ella, nuevamente la paz y la tranquilidad a Fondo de Bikini.

Sin embargo, los viajes en el tiempo no salen exactamente como estaba previsto. Al violentar el continuum espacio-temporal, van a parar a dimensiones inesperadas y realidades alternativas, hasta que finalmente conocen a Burbujas, un delfín que vigila y protege a la galaxia, evitando que los meteoritos choquen contra los planetas.

a15598

Quien relata esta historia no es otro que el pirata de la secuencia de títulos, que interrumpe la lectura del libro para desembarcar en tierra. Allí monta su restaurante itinerante, donde vende hamburguesas realizadas con la fórmula secreta. El olor de las hamburguesas atraviesa el océano y llega hasta Fondo de Bikini, traspasando -también- los límites entre una historia y otra, mezclando y confundiendo los límites del relato.

Entonces Bob Esponja y sus amigos se dan cuenta que aún hay alguien en la superficie terrestre que posee la fórmula secreta y que basta con salir a la superficie para recuperarla. El problema es que ellos no pueden sobrevivir fuera del agua. Justo en ese momento, reaparece Burbujas y los ayuda, llevándolos a salvo a la superficie e introduciéndolos en un mundo que a los protagonistas les parece extraño y maravilloso y que no es otro que nuestro propio mundo. Al fin dan con el pirata, pero éste se niega a cederles la fórmula. En su lugar, reescribe la historia en su libro mágico, transportando a los protagonistas hacia una isla rodeada por pelícanos.

Allí, Bob Esponja entiende que la clave de todo el asunto es reescribir la historia en ese libro, del que conserva una página (la del final). Así que él también reescribirá la historia. En su versión de los hechos, decide atribuirse súper poderes para él y para sus amigos, con los que vuelven a enfrentarse al pirata, en una batalla épica. Esta vez salen victoriosos y todo vuelve a la normalidad.

screen-shot-2014-08-03-at-1-10-59-pm

Reducido a sus elementos básicos, el argumento repite una fórmula de larga tradición: la búsqueda del Grial. En este caso, el Grial es el secreto de las Cangre-Burguers. La estructura narrativa es la misma. Los héroes deberán sortear una serie de obstáculos, hasta dar con el Grial. Desde luego, el Grial es una excusa. Lo que importa es el viaje y no el fin. Lo interesante con Bob Esponja – Un héroe fuera del agua, no es el argumento, sino la manera en que dicho argumento es llevado a cabo.

Aunque toda la película guarda una innegable coherencia argumental, la verdad es que la sensación como espectador es que el argumento es improvisado y en esa improvisación radica un innegable encanto. Los constantes y sucesivos golpes de timón argumental le infunden a la historia la irrealidad de una secuencia onírica prolongada. Los sueños, aunque pueden tener coherencia, tienden a ser desordenados.Cada escena de esta película responde y no responde a las previsiones acostumbradas. Aunque adivinemos el final, no es posible imaginar con qué nos vamos a encontrar a medida que la película avanza.

La historia de Fondo de Bikini está incluida dentro del relato del pirata, que a su vez vive otra historia, que acaba fundida en su relato. El cruce de dimensiones abre el juego hacia cualquier parte y ese es el mejor logro de la película. Es decir, que consigue transmitir la sensación de que, básicamente, la plasticidad y potencialidad del argumento, puede devenir hacia cualquier lado y, de hecho, lo hace. Transmitiendo siempre una sensación de vértigo, que genera una expectación alucinante. Las diferentes técnicas de animación y la apropiación de diferentes géneros cinematográficos, confirman y afianzan esta sensación. Luego, más que una película en un sentido tradicional, la historia luce como una sucesión de episodios hilados por un argumento común, en el que cada una de sus partes ensaya e improvisa una posibilidad distinta, dándole al conjunto un registro experimental. Película de aventuras, ciencia ficción, fantasía épica, super-héroes, cine de acción en vivo, 3D, animación. Todo sirve y contribuye a la causa.

sponge_a

Con intención o sin ella, la película es heredera de una escuela con un nombre clave. Ese nombre es el del escritor Douglas Adams (hasta el personaje de Burbujas parece un guiño cómplice). Si es que pudiésemos hablar de un método, no podríamos dejar de mencionar a los Monty Phyton (cuya asociación con Douglas Adams estuvo establecida desde el surgimiento del grupo de humoristas). Desafiar las convenciones, desde la convencionalidad, subvirtiendo el orden con las mismas reglas preestablecidas. Forzando los límites y los moldes que los propios géneros establecen. Revelando, al fin, que todos los géneros son y no son efectivos y que la única constante posible es la irreverencia de su subversión. La imaginación desatada.

Bob Esponja: Un héroe fuera del agua (The SpongeBob Movie: Sponge Out of Water, EUA, 2015), de Paul Tibbitt. Animación.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo