Las primeras imágenes del El chef (Boiling Point, 2021), opera prima del inglés Philip Barantini (conocido por su participación como actor en diversas series como Band of Brothers), nos muestran a un hombre caminando por la calle de noche, en dirección a su trabajo, con un semblante marcadamente desbordado. Recibe en su celular una llamada laboral debido a su tardanza y otra de su ex mujer por no estar presente en un evento deportivo de su hijo. Se trata de Andy (Stephen Graham), el chef de un restaurant de primera categoría en Londres, que se apresta a afrontar una nueva jornada laboral en el contexto de la temporada cercana a la navidad.

A poco de llegar ya se presentan problemas: el inspector de higiene ambiental le baja la puntuación, principalmente por no tener la documentación al día. Andy es el responsable principal del funcionamiento del restaurant pero viene de una separación reciente y de dos meses difíciles que concluyeron con una mudanza esa misma noche. Iniciada la apertura del local, la jornada se atisba ardua y áspera. La encargada e hija del dueño (Hannah Walters) ha tomado demasiadas reservas para la capacidad que puede aguantar la cocina, admite tomar pedidos saliéndose del menú (por la publicidad que puede traer para el local la presencia de unos jóvenes influencers) y no se esfuerza en hablar con su padre para obtener un aumento de salario para Carly (Vinette Robinson), la eficiente asistente de cocina de Andy que tiene otra oferta laboral en mente. Al desconocer el funcionamiento de la cocina, las fricciones con el personal del restaurant no se hacen esperar.

A todo esto se suma la presión por una mesa donde se va a hacer el anuncio de una propuesta de casamiento, a la cual hay que estar especialmente atentos ya que la novia es alérgica a las nueces; la presencia (sin aviso previo), en otra mesa, de Alastair Syke (Jason Flemyng), un reconocido chef televisivo (ex jefe de Andy en su restaurant y al cual le debe plata), junto a la crítica culinaria Sara Southworth (Lourdes Faberes); y las pretensiones de un arrogante comensal sobre el punto en que quiere su cordero así como su xenofobia para con Andrea (Lauryn Ajufo), la mesera afrodescendiente que lo atiende. En medio de todo este trajín hay que agregar las demandas hacia Andy de su ex-esposa, quien le exige que llame a su hijo antes de dormirse para felicitarlo. El clima crea un cóctel de tensión altamente explosiva, que recae sobre el cuerpo del chef.

Uno de los aciertos de la película es estar filmada en plano secuencia y tiempo real, con lo cual consigue transmitirnos el ritmo frenético y vertiginoso que se vive un una cocina. La cámara va posándose en los distintos personajes, siguiéndolos en sus tareas, y así nos va desnudando parte de sus vidas, con su costado humano y vulnerable, por fuera de lo laboral: la encargada se siente impotente en su tarea y llora en el baño desahogándose en un llamado telefónico a su padre, el desinteresado bachero se reúne detrás del restaurant con su dealer, el joven ayudante de pastelería presenta cicatrices cortantes en su brazo y el propio Andy intenta sostenerse, en medio de una vida familiar y laboral que se resquebrajan, con el consumo de alcohol y la cocaína.

El chef tiene la virtud de crear en ese entorno laboral particular, una especie de microcosmos de una comunidad en la que el espíritu del trabajo en equipo y la armonía social colapsan porque se manifiestan el narcisismo, las disputas entre egos y los pensamientos reaccionarios, fiel reflejo de una época donde la sociedad funciona bajo el empuje a la productividad y la tiranía de lo igual, desconociendo en el otro a un humano, con sus miserias, sus limitaciones y su sufrimiento, de cuya experiencia de vida diferente acaso uno pueda enriquecerse.

Calificación: 7.5/10

El chef (Boiling Point,  Reino Unido , 2021) Dirección: Philip Barantini. Guion: Philip Barantini, James Cummings. Fotografía: Matthew Lewis. Música: Aaron May, David Ridley. Elenco: Stephen Graham, Jason Flemyng, Ray Panthaki, Hannah Walters, Izuka Hoyle, Vinette Robinson, Áine Rose Daly, Lourdes Faberes, Malachi Kirby, Gary Lamont, Stephen McMillan. Duración: 92 minutos.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo