Lo que escriben los espejos, codirigida por Alfredo Martín, dramaturgo y director teatral, e Ignacio Verguilla, cineasta, guionista y docente, es una pieza cinematográfica que aborda como tema principal, al igual que La herida y el cuchillo, dirigida por Miguel Zeballos, el proceso creativo del teatro, ese detrás de escena que suele estar vedado para el espectador y que tanto misterio suele generarnos, en ocasiones.

Verguilla y Martín, ambos vinculados al Teatro Andamio 90 desde la docencia y lo artístico, respectivamente, nos regalan una película -estrenada en diciembre de 2020 en ocasión de los 30 años del mencionado espacio- que devela los artificios del quehacer teatral, aquello a lo que el público no suele acceder. A partir del registro de la puesta en escena de la obra Abandonemos toda esperanza (versión de Alfredo Martín de la pieza teatral En familia, de Florencio Sánchez), el espectador puede disfrutar de los ensayos llevados adelante por el elenco, las indicaciones del director, el trabajo de los técnicos. La inversión del punto de vista de quien observa es lo que más se destaca en la película: vemos a lxs actores y actrices esperando salir a escena, transitando por la ciudad, reflexionando sobre lo que para ellxs significa el teatro. Al modo de un ensayo cinematográfico, se observa la cámara al servicio casi exclusivo de la exploración: por medio de la utilización de ralentis, de filtros que solo permiten ver un fragmento de los cuerpos en escena, o bien de planos que se detienen en un cuaderno con preguntas. A la vez, se observa una cámara democratizante, puesto que otorga un momento para la expresión o mostración de cada unx de lxs seres que componen la obra.

En el caso de La herida y el cuchillo, también estrenada en diciembre del pasado año por Cine.Ar tv, el foco está puesto principalmente en el director Emilio García Wehbi, artista integral y docente, miembro fundador del Periférico de objetos (1989), grupo emblemático del teatro independiente. En esta propuesta fílmica, nuevamente el espectador podrá sumergirse en ese otro lado: actores y actrices entrenando, ensayos diversos de distintas puestas dirigidas por Wehbi, fragmentos de obras que, mediante el montaje paralelo de cada una de estas instancias, el espectador podrá ir reconstruyendo a medida que la película transcurre. Asimismo, la película revela su fortaleza al poder sintetizar la obra del artista (entre los años 2014 y 2019) dando cuenta de aquello que caracteriza sus obras: el tema del cuerpo como leiv motiv, la visibilización de un arte cuyas raíces devienen políticas, en tanto denuncia aquello que es susceptible de ser parodiado, o bien la forma singular, colmada de simbolismos, que elige para contar sus historias.

Si bien ambas películas poseen sus particularidades, las dos resultan vigorosas por lograr, en primer lugar, transformar en perdurable la esencia efímera del teatro. Por otro lado, ambas son una obra en sí misma: la obra de Zeballos, sin lugar a dudas nos seduce, hipnotiza al espectador, logrando dar cuenta de porqué Wehbi es quien es en el mundo artístico. Mientras que Martín y Verguilla, a través de su película, nos invitan a extrañarnos de nuestro lugar habitual de espectadores para poder ampliar nuestra mirada, volviéndola más aguda, no solo sobre la obra presentada sino sobre el teatro en sí mismo y el trabajo que conlleva.

Lo que escriben los espejos (Argentina, 2020). Guion y dirección: Ignacio Verguilla y Alfredo Martín. Fotografía: Ignacio Verguilla. Música: Gustavo Twardy. Elenco: Nicolás Barsoff, Julián Belleggia, Ángel Blanco, Marcelo Bucossi, Laura Calderón, Héctor Calmet, Laura Canteros y otros. Duración: 95 minutos.

La herida y el cuchillo (Argentina, 2019). Guion y dirección: Miguel Zeballos. Fotografía: Tamara Ajzensztat, Luis Miras Vega, Miguel Zeballos. Elenco: intervenciones de Emilio García Wehbi. Duración: 65 minutos.


Si te gustó lo que acabás de leer podés ayudarnos a seguir generando material

invitándonos un cafecito cafecito-logo